Miracle Workers

Steve Buscemi es Dios. Un Dios de pelo largo y canoso que se pasa el día viendo la televisión, bebiendo cerveza y comiendo cereales directamente de la caja. Cualquiera que pudiera permitirse llevar una vida así podría creerse Dios, pero él lo es.

Miracle Workers, basado en la novela What in God’s Name, de Simon Rich, es esto. Esto y sus consecuencias, ya que nos presenta a un Dios que, como buen CEO, delega todo en sus ayudantes y en los diversos departamentos del Cielo. De modo que las plegarias de la gente son atendidas por un currito (Daniel Radcliffe) que se limita a hacer cumplir las peticiones más sencillas, mientras que las imposibles, o casi, son enviadas a Dios. Y Dios…, bueno, está demasiado ocupado viendo la televisión. O lo estaba hasta que se le hincharon las pelotas y decidió dar dos semanas a la Tierra antes de hacerla volar por los aires. Dos semanas para que suceda un milagro o de lo contrario la Tierra será historia y Dios se embarcará en su siguiente proyecto: abrir un restaurante.

Sin ser una serie especialmente irreverente o gamberra sí hay que reconocer que tiene su punto y, respecto al tema religioso, supongo que da un cierto sentido a aquello de que los caminos del Señor son inescrutables. Claro que, definitivamente, no hay ningún plan maestro detrás de todo. Además, ofrece la teoría más sólida que he escuchado a día de hoy acerca del sentido y utilidad de los pezones masculinos: la idea era que de ellos brotara naranjada, pero se quedó en un proyecto fallido, como tantos otros.

Cabe aclarar, llegado este punto, que todos y cada uno de los siete capítulos se manejan entre lo ofensivo (el tema religioso, bueno, ya sabemos) y la gracia fácil, pero sin ceder hacia ninguno de esos extremos, lo que hace que no tengas la impresión de estar frente a una sitcom de humor blanco, aunque en el fondo eso sea lo que estás viendo. También ayuda que no haya risas enlatadas y que el reparto al completo esté donde debe estar, sin histrionismos ni sobreactuaciones. Los ya mencionados Steve Buscemi y Daniel Radcliffe, junto a Geraldine Viswanathan y Karan Soni están al frente de un reparto de lujo que ya quisieran muchas series, bien dramas o comedias, pero que, según apunta todo, de momento no se moverán de donde están, pues parece ser que Miracle Workers tendrá segunda temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *